pregunta e imagen de temperatura de color en grados kelvin

Temperaturas de color en iluminación LED y grados Kelvin ¿qué son?

En primer lugar, no hablamos de temperatura climatológica, sino de color de luz, y aunque pienses en la temperatura de luz como el calor que desprende la bombilla encendida, pues tampoco, puede parecer un poco confuso pero aquí estamos para aclararte las cosas arrojando un poquito de luz en este asunto.

Es decir que el parámetro "temperatura de luz" viene de la definición técnica siguiente, "es el color que emitiría un cuerpo negro calentado a cierta temperatura determinada", Por lo tanto la medida de temperatura es sólo relativa y esta se expresa en "grados Kelvin" , es una medida de temperatura que a modo de curiosidad parte desde el cero absoluto a -273º.

Entonces de ahí se toma este valor, a grandes rasgos, y en términos comprensibles para la luz, las temperaturas en iluminación van del blanco o frío, pasando por el neutro hasta el cálido y los valores relativos a la luz comprenden desde los 1000º a los 15000º Kelvin, que serán los que manejaremos de aquí en adelante.

Tal como se puede ver en el gráfico de temperaturas, podemos hacernos una idea con colores de ejemplo que podemos identificar en la naturaleza y en nuestra vida diaria.

Gráfico de temperaturas de color en la naturaleza

De la misma manera y para poder llevarlo a nuestro terreno de iluminación led, nada mejor que un ejemplo gráfico aplicado a fotos reales de nuestras tiras de led (los colores pueden variar ligeramente en la reproducción de pantallas).

esquema de temperaturas de color en grados kelvin con nuestras tiras led

En efecto, aquí podrás observar la progresión de la temperatura respecto al color de la luz, del más frío o blanco, pasando por el neutro, al más cálido tirando a amarillo. Como puedes ver, a mayor número de grados Kelvin el color tiende más al blanco puro, o como denominamos más frío, y cuanto menor es el número de ºK el color será más cálido, tirando al amarillo. 

En relación con esta imagen podemos resumir en 3 temperaturas principales, a la hora de elegir nuestra luz, en función del área a iluminar o de la función que vayan a cumplir, características que pasamos a detallar a continuación:

  • Luz fría o blanca: por encima de 5000º K. Debido a que es la temperatura más cercana a la luz solar o luz de día, su nivel de luminancia es mayor respecto a la neutra o cálida y permite utilizarlas en zonas donde busquemos un gran rendimiento de la luz, por ejemplo en zonas comerciales de ventas de productos, en trabajos donde la concentración visual sea intensiva, cocinas, o talleres. La particularidad de la luz fría es que nos mantiene más activos, por eso se recomienda para mantener la atención y no para zonas de descanso y relax. Por esta razón y según estudios científicos, su abuso fuera de horas lógicas, puede afectar a los ritmos circadianos y cambiar nuestros ciclos diarios afectando al sueño. 
  • Luz neutra: entre 4000 y 5000º K. Del mismo modo que la luz fría es adecuada para entornos laborales intensos, la luz neutra también, pero se reduce a entornos de oficinas, gimnasios, labores que requieran concentración o estudio, hospitales y centros de salud, baños. Por su carácter neutro permite mayor amplitud en su uso adaptándose a más estancias, siendo muchas veces, en caso de duda, "un caballo ganador".
  • Luz cálida: por debajo de 3500º K nos adentramos en los tonos cálidos, más comunes en nuestra vidas, por el hecho de parecerse al tono de las clásicas "incandescentes", por lo tanto se pueden ubicar en las zonas de relax del hogar, habitaciones, salones, salas de estar y también en hoteles, restaurantes, spas,  para crear ambientes acogedores y rincones personales, por la sensación de confort y calidez que transmiten, aunque dan menos sensación de luz ambiental, merecen la pena por su resultado final. Por ejemplo es destacable la combinación con iluminación de estilo vintage o retro, muy de moda, que recrea ambientes cálidos y confortables. 

A partir de aquí y una vez tengamos claro la temperatura seleccionada, tendríamos que elegir el formato que necesitamos, tiras de led, neón, bombillas, tubos, focos, si son para uso interior o exterior, o para uso doméstico, comercial e industrial

De todos modos, recordamos que para uso comercial es muy importante tener en cuenta el valor CRI o RA que permite reproducir los colores de productos de manera fiel. Este dato lo explicamos en nuestro anterior post.

Ni que decir tiene que dentro de los modelos de led, no tenemos porque elegir un sólo color a riesgo de equivocarnos, ya que disponemos en el mercado de alternativas que cubren rangos de temperaturas en varios tonos, capaces de reproducir a nuestro antojo colores fríos, neutros y cálidos en un solo producto, 

Además disponemos de accesorios que nos posibilitan aumentar mucho la polivalencia de la iluminación, si hacemos uso de reguladores y controladores en las luces que así lo permitan, daremos una vuelta más a las posibilidades de nuestras luces led, adecuando la potencia y brillo a lo largo día o a la necesidad del momento.

Y si después de esta explicación aun te quedan dudas, pues lo mejor siempre es pedir el consejo de un buen profesional, que sabrá orientarte para elegir la mejor solución, por nuestra parte aquí tenemos las puertas abiertas a sus dudas y consultas.

Producto añadido a la lista de deseos
Productos añadidos para comparar

POLITICA DE COOKIES:  Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. 

Si continúas navegando estás dando consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de dicha política